lunes, 11 de enero de 2010

... los propósitos de año nuevo ...

El otro dia explicaron por la radio el origen de porqué hacemos propósitos para el año nuevo y me pareció muy interesante, espero que a vosotr@s también:

Parecería que la costumbre de marcarse propósitos para el nuevo año pertenece a la época moderna, pero no es así. En realidad, esta aparenta ser una de las tradiciones más antiguas que existen, pues la evidencia histórica parece indicar que fueron los babilonios los primeros en practicarla. Se estima que tan temprano como a principios del 2000 A.C., los babilonios comenzaron a trazarse metas y propósitos al principio del año.

Para ellos, era importante y de buena suerte devolver cualquier cosa prestada antes de que comenzara el año. Curiosamente, el propósito de Año Nuevo más popular entre ellos era el devolver cualquier tipo de herramienta de cultivo que habían pedido prestada a su dueño.

Otras civilizaciones posteriores siguieron una práctica similar. En muchos casos, los propósitos de año nuevo eran promesas que se hacían a los dioses para agradarles con la esperanza de que estos, en cambio, les concedieran algún deseo, siendo el de obtener una buena cosecha el más anhelado.

Por cierto, antiguamente, se creía que al romper con un propósito de Año Nuevo, atraería mala suerte. También se apunta a otro hecho puntual como el origen de la tradición de los propósitos de Año Nuevo.

Resulta que alrededor del 153 A.C., al actualizarse el calendario romano y añadir dos meses adicionales a los 10 iniciales, se consagró uno de los nuevos meses, el que se convertiría en el primer mes del año, al dios Jano. (La palabra enero se deriva de Janero, la cual está relacionada al nombre de Jano y se deriva del latín Ianuarius).

Según la mitología romana, Jano era un dios con dos caras, una viendo hacia el frente y la otra, en la parte posterior de su cabeza, mirando hacia atrás. De acuerdo a la creencia romana, esta característica le permitía la habilidad de poder ver los eventos del pasado y aquellos que ocurrirían en el futuro.

Por esto mismo a Jano se le conocía como el "dios de las puertas," de los principios y los finales, de los cambios y transiciones, por eso se le honraba al inicio de eventos importantes y nuevos proyectos: al principio de la época de cosecha, al festejar el nacimiento de un bebé o en el momento en el que una pareja contraía matrimonio.

Para invocar su poder y protección al iniciar un nuevo año, también se le comenzó a invocar públicamente precisamente en el primer día del año. Para agradarle, los romanos comenzaron la práctica de buscar el perdón de aquellos a quienes habían ofendido, proponiéndose firmemente no ofender a nadie más, ofreciendo sus buenas intenciones a su dios. Cuentan que fue así como Jano se convirtió en el dios de los buenos propósitos para los romanos y como surgió la tradición de los buenos propósitos de Año.

La información la he sacado de aquí.
Deberia hacer uno muy común entre nosotr@s, y es no empezar nada nuevo hasta haber terminado algo, pero me conozco y soy débil :) y se que es muy fácil caer en la tentación :)

Que tengais muy buena semana!


15 comentarios:

Septiembre dijo...

Muy bueno Noelia.
Y el común denominador entre nosotras, no sé si será el mínimo común múltiplo o el máximo (menudo lío me hacía en aquella época) el caso es que ahora sigo igual, así que intentaré ser menos débil... pero sin proponerme nada...
Besos.

Mavi.

Júlia dijo...

Como nos conocemos, yo soy de las de tu club. Ningún propósito referente a los cosimientos, luego no los cumplo, jjejje
Petonets
Júlia

Eva dijo...

Jajaja, eso de los buenos propósitos ..... siempre se qeda en agua de borrajas !!!
Yo le había dicho a mi marido que este año no iba a comprar más telas hasta ir terminando cosas con las que tengo, pues bueno, dentro de 2 horas he quedado con mi suegra para ir a unas tiendas de telas que están en rebajas y tengo fichado un superpedido a una tienda americana que me dejó toda loca.
Ains, si es que nunca aprendemos !!!

Anna S. dijo...

Gràcies Noelia, jo sóc de les que fa propósits... a veure si aquest any SI ho aconssegueixo....

angie dijo...

Yo también tengo el propósito de acabar algún UFO antes de empezar algo nuevo y de momento no me puedo quejar. He acabado uno. A ver si consigo mantenerlo... Besos

Marisa dijo...

Qué interesante!! Gracias por compartirlo. Yo no hago nuevos propósitos referente a la costura, porque así después no me siento mal por no cumplirlos, jajaja

M. Regina dijo...

QUE TEXTO INTERESSANTE. SERIA BEM INTERESSANTE MESMO SE NÃO PUDÉSSEMOS COMEÇAR NOVO TRABALHO SEM TERMINAR OS JÁ INICIADOS. MAS ACHO QUE TODAS NÓS SEMPRE TEMOS NOSSOS "UFOS". EU MESMA AGORA ESTOU CONTINUANDO A FAZER OS MANEQUINS AQUELES QUE ME ENVIASTE.NÃO DEMORA MUITO E VAI ESTAR NO MEU BLOG.BJS

anarosa dijo...

ola!!!hombre la verdad que tiempo no me esta dejando en absoluto pero siempre entro en los blogs de la gente para poder seguir aprendiendo.Por cierto tienes unas cosas preciosas!!!!

neus dijo...

Ya veo que eso es general, todas hacemos propositos que luego no cumplimos ni de coña, yo por eso éste año no me he propuesto nada, hare lo que vaya surgiendo, así no tengo que arrepentirme de ningún propósito. Como van tus clases?. Bss

Rosana dijo...

Feliz 2010 Noelia. Me ha parecido INTERESANTÍSIMO tu artículo. Muchas gracias. He echado un vistazo a tus ultimos post y has hecho cosas francamente bonitas.

Y tu gato, una chulada.

Un beso,
Rosana

Paloma (Mardemenorca) dijo...

¡Que artículo más interesante!!!! Yo también soy muy muy débil y siempre tengo varios proyectos empezados.... ¡vaya manera más tonta de estresarnos pero disfrutamos tanto....!!! Un beso.

loly dijo...

Gracias por la información!!
Visto asi pues no parece tan mala idea que sigamos perpertuando las tradicciones, jajaja, aunque yo ya no me los hago porque no los cumplo.
saludos

liandolamadeja dijo...

Me parece un próposito genial, pero para mi es imposible de cumplir, espero que tu puedas...

Septiembre dijo...

Un fob, es un colgante para poner en las tijeras... así lo entiendo, algo mono (pero que a mi me estorba), no obstante me gusta hacer chuminaillas con los trocitos que me van quedando. No sé de donde sale el nombre, pero las chicas de punto de cruz así lo llaman.
Besitos guapa.

Mavi.

latiaana dijo...

!Gracias por la información!